Aprende a sacar la llave partida de tu cerradura.

Todos hemos sufrido este problema, aunque sea una vez en la vida, es una situación muy incómoda, y bastante frustrante. Si quieres aprender a sacar una llave rota de tu cerradura, estás en el lugar correcto, gracias a https://www.cerrajerospetrer.com.

En primer lugar, debemos recordar que la principal forma de evitar esto es cambiando las cerraduras y llaves periódicamente, puesto que la antigüedad de las mismas hace que sea mucho más probable que esto suceda.

Entonces ¿Cómo saco la llave partida de la cerradura?

Si se ha producido una rotura de la llave mientras ésta se encontraba dentro de la cerradura y no puedes abrir la puerta porque no habías terminado de destrabar la cerradura, tienes dos formas de proceder.

Si la parte de la llave que quedó estancada dentro de la cerradura sobresale un poco de la hendidura, entonces puedes intentar sacarla con unas pinzas de depilar. Aunque será bastante difícil porque dichas pinzas no suelen tener un buen agarre, con bastante paciencia se puede lograr.

En caso de que se agote tu paciencia con el método anterior, o si la llave no sobresale de la cerradura, puedes buscar un imán de alta potencia en la tienda especializada más cercana. Este método será efectivo si la llave no está completamente estancada, en caso contrario fallará y deberás llamar a un cerrajero profesional para que solucione el problema.

Sacar la llave cuando la puerta está abierta.

Caso contrario al anterior, si has tenido la suerte de haber abierto la puerta antes de que se produjese la rotura, podrás solucionar el problema sin llamar al cerrajero.

La mejor forma de hacerlo es desmontar la cerradura, lo cual suena más sencillo de lo que es, en caso de optar por este procedimiento deberás buscar un buen tutorial en vídeo para agilizar el proceso.

Luego de sacar el bombillo de la cerradura, tendrás que lubricarlo con aceite o con algún líquido especial, de esta manera la parte de la llave atascada en el interior podrá salir más fácilmente. Agarra una aguja de coser más o menos gruesa, o un clip de oficina y ábrelo. Con ayuda de esta herramienta improvisada puedes proceder a empujar la parte de la llave que está atascada. Ten mucho cuidado porque si lo haces con descuido puedes terminar averiando aún más la cerradura.

En caso de que las técnicas sutiles no funcionen, deberás implementar la fuerza bruta y golpear con ayuda de un martillo al bombín de la cerradura. Siempre debes poner, lógicamente, la parte que tiene la llave hacia abajo, y golpear por el lado contrario.
Si nada funciona, es hora de llamar a un cerrajero 24h Igualada profesional, que podrá resolver el inconveniente en pocos minutos.